Viernes, 14 de diciembre de 2007
LA PRUEBA EN EL PROCESO LABORAL

I.- INTRODUCCIÓN:

A la primera introspección que nos hacemos los abogados y los jueces en el presente siglo, no solo nos brotan razonables dudas acerca del grado de eficacia de nuestra disciplina, sino que a los más sensibles se nos queda prendido en el corazón cierto complejo de inferioridad que es la nota más triste y expresiva de ese sentimiento de insuficiencia.

Tal vez una visión integral del ordenamiento Jurídico nos muestre que si el cuerpo social permanece latente es precisamente porque su contextura celular se mantiene aglutinada y viva gracias al Derecho, y que sin el Derecho la sociedad desaparecería, como desaparecería el universo caso de abrogarse las leyes físicas que mantienen los astros en perfecto equilibrio y armonía.

Sin embargo la sociedad se muestra cada día más satisfecha de sus médicos, de sus químicos e Ingenieros, pero en cuanto recurre a la esfera del Derecho para solucionar alguno de sus conflictos jurídicos, sale de la misma con la impresión casi siempre, de que el derecho es un mecanismo anticuado e inútil que no sirve para cubrir las necesidades de nuestro tiempo.

No se trata de falta de fe en la probidad y la competencia científica de los hombres que deben atender este aspecto clínico del derecho, sino de la poca confianza que le merece a la gente ese instrumento que manejamos y al que denominamos proceso. Mientras los médicos, los químicos y los ingenieros han sabido inventar nuevas técnicas y hacerse con nuevos medios para el progreso de sus disciplinas al servicio de la humanidad, los jueces y abogados seguimos manipulando con armatostes medievales que solo tienen el don de la espectacularidad pero no el de la eficacia.

Nos preocupa aquí la disciplina que mas relación tiene con la aplicación práctica del derecho: el derecho procesal, el derecho clínico.

Dentro del derecho procesal nos referiremos específicamente a la metodología probatoria, considerándola como la mas fundamental en los diferentes eslabones que componen el proceso del juicio laboral. Aunque respetando la unidad del orden jurídico, no ocultamos que por razones procedimentales cabe apreciar siempre ciertas matizaciones al tratar de la prueba, según sea civil, penal, administrativa, laboral, etc. Igualmente un tratamiento clínico de esta materia tiene que sufrir la impronta motivada por la perspectiva desde la cual se coloca el observador. De ahí que los estudios sobre la prueba en materia laboral, hacen referencia al menos fundamentalmente, a la prueba que se practica en el proceso civil, aunque ello tampoco impide que apliquemos las conclusiones al proceso laboral, como sucede en nuestro ordenamiento jurídico y en la practica forense.

I.- CONCEPTO:

Cuando una persona se presenta ante la autoridad afirmando que se ejecutaron ciertos hechos (por ejemplo, que hubo apoderamiento de cosa ajena), lo que en realidad está haciendo, no es probar los hechos, sino tan sólo afirmar que a su juicio ocurrieron.
De manera semejante, el que se auto considera ofendido, al denunciar cierta conducta sólo afirma que a su juicio se ejecutó tal conducta. De lo que se sigue, que si la autoridad desea saber si realmente ocurrió tal evento, tiene a su vez que practicar por sí o por medio de otros, ciertos procedimientos que le permitan verificar o rechazar como cierta la afirmación del denunciante.

En este sentido, los procedimientos realizados permiten al investigador cerciorarse de un dato afirmado. Este cercioramiento o verificación de que se ejecutó o no tal conducta, es lo que conocemos como prueba.
Según algunos autores, la prueba es el dato o fuente en sí (la huella, la firma, la mancha de sangre); para otros, es el procedimiento o actividad que ha de realizarse para confirmar o rechazar la previa afirmación.

Según Sentís Melendo, prueba llega a nuestro idioma procedente del latín; en el cual, probatio, probationis, lo mismo que el verbo correspondiente (probo, probar probare), vienen de probus, que quiere decir bueno, recto, honrado. Así pues, lo que resulta probado es bueno, es correcto, podríamos decir que es auténtico; que responde a la realidad. Ésta, y no otra, es la verdadera significación del sustantivo probo y del verbo probar: verificación o demostración de autenticidad.

De acuerdo con esta idea, y teniendo en consideración el tercero de los marcos conceptuales (prueba es verficar), Devis Echandía ha considerado la prueba como “el conjunto de razones o motivos que producen el convencimiento o la certeza del juez respecto de los hechos sobre los cuales debe proferir su decisión, obtenidos por los medio, procedimientos y sistemas de valoración que la ley autoriza”.

Para Sentís Melendo, prueba “ es la verificación de las afirmaciones formuladas en el proceso, conducentes a la sentencia “.
Si alguien habla de diferencia entre prueba penal, prueba civil o prueba laboral ésta sólo puede verse por los efectos que trate de dársele a lo probado, pero no en la esencia de la prueba misma.
«Acreditación de la certeza de un hecho».
La prueba puede concebirse desde ángulos diversos. Puede considerarse como una actividad lógica y material orientada en el mismo sentido de la realidad que se trata de averiguar, esto es, como operación y esfuerzo amparados en una verdad: es la prueba fin. Pero también puede valorarse como el conjunto particular de recursos que pueden utilizarse para obtener aquella demostración: es la prueba medio. Aquí interesa la prueba como medio.

El vocablo prueba se usa en dos sentidos distintos:

Como actividad procesal de la parte destinada a producir en el ánimo del juez la certeza de que los hechos que ha alegado son verídicos y de que los alegatos por la contraparte son falsos.

Como el conjunto de medios de los que la parte se vale para producir aquella certeza: prueba documental, prueba pericial, prueba testifical.
Como actividad procesal de la parte, la prueba recae sobre todos los hechos, circunstancias, actos y contratos que sirven de fundamento para sus pretensiones o defensas. Se exceptúan, sin embargo, algunas categorías de hechos que no necesitan ser demostrados: los hechos aceptados o admitidos tácita o expresamente por la parte, los presumidos por la ley, los hechos notorios, etc.

Los hechos se prueban dentro y por medio de una fase o actividad de proceso que Universalmente se llama LA PRUEBA, a la que en consecuencia se puede definir como:

“Aquella actividad procesal encaminada a producir en el Juez el convencimiento de la verdad ó no verdad de una alegación de hecho; o bien a fijar los hechos necesitados de prueba como datos, independientemente de ese convencimiento, en virtud de una regla de valoración legal. En este último caso hablamos de prueba legal en oposición de prueba libre” (EMILIO GOMEZ ORBANEJA).

Se deduce de este concepto que la finalidad u objeto y los efectos de la Prueba jurídica consisten en primer lugar: en la aportación de los medios de convicción sobre los hechos que sirven de base a la pretensión, y en segundo lugar para que con esos medios el Juzgador establezca la verdad o no verdad de los hechos litigiosos, que le permitan dictar su resolución o sentencia que ponga fin a la controversia.
En este sentido nos encontramos con la dicotomía entre hecho y derecho que en los sistemas procesales ha llegado a provocar un deslinde de cometidos entre la labor del juez y la de las partes.

Es importante señalar que en el Código del Trabajo en el Arto. 266 Inco. C), establece como principio General del Proceso Laboral, la INMEDIACIÓN, o sea la obligatoria presencia de las autoridades laborales en la practica de pruebas. Esto permite al Judicial tener una mejor convicción acerca de los medios de prueba que han llegado al proceso que le permitan resolver apegado a derecho.

La Sala Laboral del Tribunal de Apelaciones de Managua, de forma general ha brindado una conceptualización técnica jurídica para el término PRUEBA:

Sentencia No.. 92.. EXP. # 84/ Año 1997. HORAS EXTRAS.-
VIRGILIO GUARDADO PULIDO.- VS. CLUB METROPOLITANO- LEÓN..
Tribunal de Apelaciones de Occidente. Sala Civil y Laboral. León, veinte de Noviembre de mil novecientos noventa y siete. Las cuatro y treinta minutos de la tarde.
"Por otra parte, la valoración de la prueba concreta el último paso del Juicio lógico que realiza el Juez en su sentencia y es la conclusión positiva o negativa sobra la existencia de los hechos que se alegan en el proceso.- El Juez tiene que examinar si la consecuencia jurídica que se pide coincide con la consecuencia jurídica que se deriva de la norma jurídica invocada, para llegar a concluir acerca de si los hechos invocados por la parte se han producido o no en la realidad; y si no han ocurrido, el efecto jurídico de la norma no puede ser aplicado a un caso concreto inexistente, obteniendo una verdad formal y operativa, es decir, la certidumbre o verosimilitud de los hechos”.-

III.- PRINCIPIOSGENERALES DE LA PRUEBA:

Para que la prueba sea eficaz debe reunir ciertos principios, sin perjuicio de los requisitos especiales que deben observarse para cada medio de prueba en particular.

Entre estos principios comunes a la actividad probatoria tenemos:

PRINCIPIOS: a). Legalidad o licitud
b). Objetividad.
c). Relevancia.
d). Pertinencia.
e). Suficiencia.

a). Legalidad y licitud:

La prueba debe rendirse dentro de la estación probatoria: Con excepción de la prueba instrumental (documental) y de confesión, todas las pruebas deben ser propuestas y rendidas dentro del período de pruebas ordinario, o dentro del extraordinario, la prórroga o la ampliación en su caso, de no presentarse en esta oportunidad la prueba llevada al proceso se vuelve ilegal impertinente, inocua.

b). Objetiva

La prueba debe rendirse ante el juez de la causa o por su requisitoria: Toda prueba debe ser rendida ante el juez de la causa, excepto cuando la prueba es practicada por otro juez a pedimento o requisitoria del juez del proceso. Esto se produce cuando debe realizarse una diligencia de prueba fuera del asiento del juez de la causa, por lo cual este pide auxilio al juez del lugar donde va practicarse.

c). Relevancia

La prueba debe rendirse con citación de parte contraria: Si a una parte le asiste el derecho de proponer la declaración de un testigo, a la contraparte le asiste el derecho de repreguntarlo; si una parte propone un inspección, la contraparte tiene el derecho de asistir y hacer las observaciones que estime conveniente. Lo que se exige es que la contraparte tenga conocimiento de que se ha propuesto la prueba y que se ha proveído, pero si no asiste a la práctica de la prueba esto no la invalida. Lo que produce la nulidad es la falta de citación a la parte contraria (Arto. 1086 y 1088 Pr.).

d). Pertinencia.

La prueba debe ser pertinente: Esta consiste en la necesaria relación que debe haber entre la prueba propuesta y los hechos que se debaten. La prueba propuesta solo puede recaer sobre hechos que han sido propuestos en la demanda o en la contestación, de lo contrario sería impertinente. El arto. 1082 Pr. Establece que las pruebas deben ser pertinentes, centradas en el asunto que se discute, tanto en lo principal como en los incidentes y en las circunstancias importantes.
La falta de observancia de este requisito faculta al juez a repeler de oficio la Prueba que estime impertinente (arto. 1083 Pr.).

e). suficiencia

La prueba debe ser útil: La utilidad de la prueba consiste en que sea idónea, apta, capaz de llevar al Juez al convencimiento de la existencia o inexistencia del hecho debatido. Si no lleva a ese convencimiento, la prueba es inútil y debe ser rechazada de oficio por el Juez.

Al respecto de estos principios En nuestro Código del Trabajo encontramos las siguientes disposiciones:

Art. 292 C.T. El término de la distancia será fijado por la autoridad laboral atendiendo a la mayor o menor facilidad de las comunicaciones, pero no será mayor de diez días, excepto en caso fortuito o de fuerza mayor, que podrá ser prorrogado por la autoridad competente.

Art. 326 C.T. Estarán sujetos a prueba únicamente los hechos que no hayan sido aceptados por las partes y que sean fundamento del objeto preciso del juicio o, en su
caso, de las excepciones.

Art. 327 C.T. El término probatorio será de seis días, prorrogables por tres días más en casos justificados a juicio del juzgador o a petición de parte. Sobre la decisión judicial no habrá recurso alguno.

Art. 328 C.T. Las pruebas deberán producirse en el término probatorio, con citación de la parte contraria y ante la autoridad laboral que conoce la causa, o por su requisitoria, salvo la prueba documental y la absolución de posiciones, que podrán presentarse en cualquier estado del juicio antes de la sentencia.

Art. 329 C.T. El auto que admita la prueba deberá fijar el lugar, día y hora en que deba recibirse.

Art. 330 C.T. Concluido el término de prueba, no se evacuarán otras excepto aquellas que la autoridad no hubiere evacuado en tiempo por su culpa. Para este efecto, podrá ampliar el término de prueba por un máximo de tres días.

Partiendo de la definición que se le ha dado a la Prueba, podemos definir como medios de prueba, lo que hace posible o comunica tal convicción al órgano judicial.

Es el instrumento o vehículo de convicción; es en un primer sentido las personas, objetos corporales que el Juez percibe, la cosa o lugar inspeccionado o reconocido, el documento, el testigo, el dictamen del perito, las mismas partes en la confesión, etc.

En nuestra legislación laboral, dentro de los procedimientos establecidos para el juicio laboral encontramos una clasificación de los medios de prueba permitidos, y que señala el Arto. 331 C.T.


IV.- LA CARGA DE LA PRUEBA:

Hablar de la carga de la prueba significa preguntarse quien debe probar, o sea cuál de las dos partes en conflicto debe aportar la prueba, cualquiera sea la repuesta es la obligación impuesta a uno o ambos litigantes para acreditar la verdad de los hechos alegados por ellos.
La carga de la prueba también se concreta en principios. Así son conocidos los aforismos clásicos recogidos en brocardos, como «actore non probante reus est absolvendus», «necessitas probandi incumbit ei qui agit, reus in excipiendo fit actor, onus probandi incumbit actori, in dubiis reus est absolvendus», «incumbit probatio qui dicit (affirmat), non qui negat», no siempre aplicables, en cuanto no se les puede considerar como verdades absolutas; no obstante se mantienen algunos criterios parecidos en nuestra legislación civil, penal , laboral etc. Basado en estos principios se considera “ si el demandante no prueba su acción, será absuelto el demandado.

Decimos pues que La carga de la prueba (onus probandi) recae generalmente sobre la parte que hace afirmaciones en el proceso. El arto. 1079 Pr. Indica que “la obligación de producir prueba corresponde al actor; si no probare, será absuelto el reo, más, si éste afirmare alguna cosa, tiene la obligación de probarlo”. El Arto. 1080 Pr. Lo reafirma al establecer que el que niega no tiene obligación de probar, a no ser que la negativa contenga alguna afirmación”.

INVERSIÓN DE LA CARGA DE LA PRUEBA:

También el Arto. 1080 Pr. Precitado en su parte infine impone tal responsabilidad al demandado cuando afirmare alguna cosa o hecho, que es lo que se conoce como la inversión de la carga de la prueba. En base a lo antes expuesto concluimos que la Ley asigna a las partes la función de reunir y traer al proceso el material de hechos (alegaciones y probanzas) limitando al juez en base al principio de inmediación, recibir ese material probatorio.
Lo antes expuesto esta en concordancia con la obligación que impone el principio de concentración que dice: “Concentración de pruebas orientada a que en la demanda, su contestación y otros trámites puedan aportarse los medios probatorios, acompañando todos los elementos necesarios para su desahogo. (Arto. 266 Inco. f, C.T.).
Asimismo el Arto. 340 C.T., establece el Procedimiento de oficio en la búsqueda de la PRUEBA en el cual “El juez de oficio o a solicitud de parte, podrá ordenar inspección judicial en cualquier estado de la causa antes de la sentencia.
Citamos a continuación sentencia dictada por el Tribunal de Apelaciones en la cual sienta jurisprudencia con relación a la carga de la prueba y su valoración legal.
SENTENCIA N° 4083 JOSE ALFONSO CASTILLO VANEGAS VRS. BANCO DE FINANZAS
JUICIO N° 154/99 VOTO N° 4083

TRIBUNAL DE APELACIONES, CIRCUNSCRIPCION MANAGUA, SALA LABORAL. Managua, cuatro de Octubre de mil novecientos noventa y nueve. Las diez y veinticinco minutos de la mañana.-

“En cuanto al deber probatorio de las partes ha sido tesis sostenida por este Tribunal que, el juicio se celebra y el proceso llega a su terminación normal por sentencia, sin que queden relevadas las partes de la alegación y prueba en su Derecho invocado. Es decir no se descarga del esfuerzo probatorio al litigante, puesto que éste debe convencer de su verdad. La sentencia debe ser dictada por los organismos judiciales según el mérito de la causa, a través de la apreciación de todas las pruebas en su conjunto.

En el proceso laboral Nicaragüense el método de valoración de la prueba que se utiliza es por el sistema de Valoración Libre, la apreciación que el juzgador hace de la prueba, en conciencia, a la luz de la sana crítica, sin sujetarse a la graduación de las pruebas llevadas al proceso, como se hace en el derecho común.
Nuestro estudio se centra en el procedimientos establecido en nuestra legislación laboral, sobre los medios probatorios, los términos, forma de proposición, admisibilidad y valoración de estos Medios de prueba, que el Código del Trabajo establece en el Arto. 331, que taxativamente refiere que son: a) La prueba documental; b) La declaración de testigos; c) La declaración de parte; d) La absolución de posiciones; e) La inspección judicial; f) El dictamen de peritos; g) Los medios científicos y tecnológicos de prueba; y h) Las presunciones.”

V.- MEDIOS DE PRUEBA EN NUESTRA LEGISLACIÓN LABORAL:

Los medios de prueba son instrumentos, que el Derecho Procesal del Trabajo, pone a disposición de las partes, a fin de que puedan demostrar o excluir los hechos en un conflicto de trabajo. Estos están determinados taxativamente en el Arto. 331 C.T., los cuales son:

a) La prueba documental;
b) La declaración de testigos;
c) La declaración de parte;
d) La absolución de posiciones;
e) La inspección judicial;
f) El dictamen de peritos;
g) Los medios científicos y tecnológicos de prueba; y
h) Las presunciones.


En otro sentido se denomina medio de prueba el contenido de la percepción judicial; el resultado del reconocimiento; el contenido incorporado al documento; la declaración del testigo; el dictamen del perito; la contestación de la parte al absolver posiciones.
En tal sentido debemos aclarar que los medios de prueba que utilice tanto el actor como el demandado deben ser congruentes con las afirmaciones que hacen, deben ser pertinentes, ciñéndose al asunto que se trata y útiles al fin o pretensión que se busca.

V.1 CARACTERISTICAS DE LOS MEDIOS DE PRUEBA:

 4.1.1.- La prueba documental;

En materia de Procedimiento Laboral, la prueba documental o instrumental, adquiere una particularidad diferente a la que reviste este mismo medio de prueba en el Código de Procedimiento Civil, en virtud que en el último caso, los medios de prueba documentales válidos están tácitamente expresados en el Código de Procedimiento y se considera documento aquel que contiene signos de escritura. Es decir que se considera como tal, toda incorporación de un pensamiento sobre papel mediante signos de escritura.

Sin embargo en el Procedimiento Laboral, establece una lista enunciativa y no limitativa de medios de prueba documentales, de forma tal que se consideran prueban documentales los tarjeteros, copias, impresos, planos, dibujos, fotografías, radiografías, recibos, sobres de pago, cheques, contraseñas, cupones, etiquetas, telegramas, radiogramas y, en general, todo objeto que tenga carácter representativo o declaratorio.

Al igual que en el Proceso Civil, este medio de prueba es privilegiado en el proceso laboral y puede llegar en cualquier estado en que se encuentre la causa, antes de finalizado el proceso mediante sentencia.

En la práctica forense nos encontramos que este tipo de medio de prueba, requiere durante el proceso de la cooperación de ambas partes para que los documentos muchas veces originales, lleguen al proceso. En tal sentido nuestra legislación procesal laboral, establece una obligación a las partes, y que su incumplimiento deriva en una sanción al empleador principalmente, que consiste en tener como ciertos a favor de la parte que los pide, todos los datos que la parte diga que están contenidos en dichos documentos
Cabe destacar que en el proceso laboral, para la validez de las pruebas instrumentales basta la presentación de estos en original o copia legalmente razonado por Notario autorizado.

Las regulaciones para este medio de prueba las encontramos en el siguiente articulado del Código del Trabajo:

Art. 332 C.T. Son documentos los escritos, escrituras, certificaciones, planillas, libros de la empresa o del sindicato, tarjeteros, copias, impresos, planos, dibujos, fotografías, radiografías, recibos, sobres de pago, cheques, contraseñas, cupones, etiquetas, telegramas, radiogramas y, en general, todo objeto que tenga carácter representativo o declaratorio.

Art. 333 C.T. Los documentos podrán ser presentados como prueba en cualquier estado del juicio, en original o copia legalmente razonada. Podrán ser impugnados por falsedad, promoviendo un incidente especial que será resuelto en la sentencia final.

Art. 334 C.T. Cuando el trabajador proponga como prueba la exhibición del contrato escrito de trabajo, planillas o libros de salarios o de contabilidad o comprobante relativo al objeto del juicio que por obligación legal deba llevar el empleador, la autoridad laboral conminará a éste a exhibirlos en la audiencia que corresponda.

En caso de desobediencia, se establece la presunción legal de que son ciertos los datos aducidos por el trabajador.

Transcribimos algunas sentencias dictadas por el Tribunal de Apelaciones de Managua que dejan claramente establecido el concepto, clasificación y valor de la prueba documental:

SENTENCIA No. 79
EXP. # 70./Año 1997.
PAGO. JOSÉ ARIEL SALINAS TALAVERA VS. JULIO JOSÉ GARCÍA.-
Tribunal de Apelaciones de Occidente. Sala Civil y Laboral. León, diez de Noviembre de mil novecientos noventa y siete. Las cinco y cinco minutos de la tarde

“De consiguiente los agravios examinados no son atendibles. No obstante, el agravio relativo a que la Juez A-quo no tomo en cuenta como prueba el Acuerdo de Compromiso suscrito por ambas partes ante el MITRAB merece particular consideración como prueba documental. En efecto, rola en el Folio catorce, en fotocopia cotejada, el “Acta de Acuerdos de Compromiso” suscrita el veintiuno de Mayo de mil novecientos noventa y siete por el actor JOSÉ ARIEL SALINAS (Trabajador) y el demandado JULIO GARCÍA (Empleador), ante el Dr. CARLOS DENIS MELÉNDEZ, Inspector Departamental del Trabajo de Chinandega, quien firma al igual que la Secretaria KARLA MARITZA RODRÍGUEZ. En primer lugar, la Sub Sección I) sobre la prueba documental, Arto. 332 C.T., prescribe que son documentos, en general, todo objeto que tenga carácter representativo o declaratorio y el Arto. 333 C.T., establece que los documentos podrán ser presentados como prueba en cualquier estado del juicio; en segundo lugar, el Arto. 270 C.T., en su parte final dice textualmente que: “ Los acuerdos ante el Ministerio del Trabajo causan estado”. De consiguiente el acuerdo firmado hace ley entre las partes y la voluntad así expresada debe respetarse y cumplirse...”.

Este tipo de medio probatorio reviste un carácter de privilegiado, ya que como se dijo, puede ser llevado al proceso en cualquier estado del juicio, siempre que se cumpla con las solemnidades que establece la ley para su validez (Arto. 333 C.T.).

A su vez para este tipo de medios de prueba, la ley establece mecanismos coercitivos cuando los obligados a presentarlos son los empleadores, ya que su negativa implica la aceptación como verdaderos de todos los hechos relacionados por el trabajador y que alegue están contenidos en los documentos de los cuales se exige exhibición o presentación. (Arto. 334 C.T.).

 4.1.2.- La declaración de testigos;

Testigo es toda persona extraña al juicio, al cual es llamada a declarar acerca de hechos relacionados con aquel y que le constan en forma personal. La declaración de los testigos recae sobre apreciaciones de los sentidos. Estas declaraciones tienen que ser rendidas de viva voz del testigo ante el Juez de la causa.

Los testigos deben cumplir con el requisitos de la Capacidad. Debe tenerse presente que de manera general todos las personas son hábiles para testificar, salvo las excepciones establecidas por razones de impedimento físico (Arto. 1313 Pr.), edad (Arto. 1311 y 1319 Pr.), falta de probidad (Arto. 1316 Pr.) o relaciones con los litigantes (Arto. 1317 Pr.).- En todos los casos en que se violente cualquiera de éstas situaciones, las partes pueden interponer el Incidente de Tacha tal como lo establece el Código de Procedimiento civil o promover las excepciones y alegatos pertinentes.

El procedimiento de la prueba testifical se regula en los Artículos siguientes:

Art. 335 C.T. Los que tuvieren conocimiento de los hechos que las partes deben probar, estarán obligados a declarar como testigos, a excepción de los justamente impedidos o comprendidos por las excepciones de ley.

Art. 336 C.T. La parte que haya de producir la prueba de testigos podrá ofrecer la declaración de hasta tres personas sobre cada uno de los hechos sujetos a prueba.

Art. 337 C.T. Los testigos rendirán declaración en la audiencia que les sea señalada y la autoridad laboral y las partes, podrán en ella formular las preguntas que consideren necesarias. La declaración se recibirá sin necesidad de sujetarse a interrogatorio escrito o indicado por las partes.

Puede notarse que a diferencia de la rigurosidad en los requisitos establecidos para la recepción de las testificales en el Proceso Civil, en el Proceso Laboral existe más flexibilidad, pues no se exige los interrogatorios escritos y se puede examinar al testigo realizando las preguntas verbalmente.

Aunque en la práctica forense también se utiliza los interrogatorios escritos, veamos algunos ejemplos al transcribir algunas sentencias del Tribunal de Apelaciones de Managua:

SENTENCIA N° 4052 PANAMCO DE NICARAGUA, S.A.
JUICIO N° 82/99
VOTO N° 4052 JOSE ANTONIO IBARRA MEMBREÑO
TRIBUNAL DE APELACIONES, CIRCUNSCRIPCION MANAGUA, SALA LABORAL. Managua, dos de Agosto de mil novecientos noventa y nueve. Las once y cinco minutos de la mañana.

“...Según las testificales, éste último hecho, es calificado por el testigo de la actora Gonzalo Vargas, en respuesta a la pregunta 4, como accidente. Y el testigo del demandado Daniel Martín Reyes Sánchez a folio 45, en la respuesta a pregunta 7, explica el riesgo que conlleva trabajar con vidrio...”.

SENTENCIA Nº 01/2000 EUGENIO HERNANDEZ SEVILLA VRS. CASA DE LOS JUICIO Nº 219/99 ESPEJOS.
VOTO Nº 01/2000
TRIBUNAL DE APELACIONES, CIRCUNSCRIPCION MANAGUA, SALA DE LO LABORAL. Managua, catorce de Enero del año dos mil. Las once y cinco minutos de la mañana.

“...II.- Del examen de autos se advierte que lo dicho por el actor en la demanda, fue corroborado con las pruebas de los testigos ALCIDES FRANCISCO NARVAEZ Y SANTOS HUMBERTO MORAGA PAVON, quienes fueron contestes en tal hecho al tenor de las preguntas y repreguntas formuladas gramaticalmente en tiempo pasado...”.-
Se establecen como obligaciones para los testigos: a) Concurrir al llamamiento judicial;
b) Dar razón de su dicho; y c) Dar testimonio bajo promesa de ley.

En el acto de la comparecencia, como se dijo antes, y concluida la declaración del testigo, podrán las partes hacerle aquellas preguntas o repreguntas que estiman pertinentes y útiles para establecer los hechos.

 4.1.3.- La declaración de parte;

El doctor Francisco Valladares Castillo en su libro Derecho Procesal del Trabajo señala que este medio de prueba consiste en la declaración en juicio de una parte a instancia de la contraria sobre hechos controvertidos en el proceso.
Se refiere el Doctor Valladares a lo expresado en el Arto. 338 C.T. que literalmente dice:

“En la primera instancia las partes podrán pedir por una sola vez que la contraparte se presente a declarar, o absolver posiciones”.

En base a lo antes dicho, el Doctor Valladares señala que los medios de prueba referidos como Declaración de Parte y Absolución de Posiciones, no son dos medios de prueba, sino, uno solo, en concordancia con la parte In fine del Arto. 338 C.T.

El tratamiento procesal en ambos casos, se debe tomar como Absolución de Posiciones.

En este sentido el Arto. 339 C.T. estatuye que: “Los interrogatorios podrán referirse o recaer sobre hechos personales o propios del absolvente.

Los interrogatorios serán sencillos, claros y desprovistos de mayores formalismos o actos rituales que puedan intimidar o inducir a error a la parte absolvente. El interrogatorio deberá concretarse a los hechos objeto del debate”.

 4.1.4.- La absolución de posiciones;

Este medio de prueba es conocido en nuestra legislación y en la práctica forense como Confesión, que es la declaración judicial o extrajudicial, espontánea o provocada, por la cual una parte capaz de obligarse por sí mismo, reconoce un hecho, circunstancia, acto u obligación que le cauce perjuicio. Esta puede ser realizada como diligencia prejudicial o dentro de un proceso principal.

Es espontánea si el absolvente confiesa en sus escritos sin ser interrogado, y provocada por el interrogatorio de la contraparte o del Juez, rendido bajo promesa de ley.
 4.1.5.- LAS DILIGENCIAS PREJUDICIALES.

La Legislación Positiva Nicaragüense permite las diligencias prejudiciales o diligencias preliminares. Estas son diligencias que pueden pedirse con carácter previo al inicio de la demanda. Estas diligencias pueden se preparatorias del proceso o conservatorias. Entre estas diligencias preliminares está la absolución de posiciones.

Estas diligencias se pueden pedir tanto contra quien ya está decidido que se va a demandar; como contra quien con fundamento se prevea que será demandado. De modo tal, que en regla general está en su derecho el futuro o posible demandante, de pedir que la persona contra quien se proponga dirigir su demanda, le preste declaración judicial dentro del plazo que fije el Juez, sobre algunos hechos cuya comprobación sea de importancia para entrar al juicio.

Este tramite se usa especialmente cuando los que vayan a ser parte de un proceso tengan motivos para temer que la producción de sus pruebas pudiera resultar imposible o muy dificultosa en el periodo de pruebas. Esta disposición puede evitar innecesarios dispendios judiciales, y pérdida de tiempo para el actor. El tramite requiere el interrogatorio sobre hechos personales o propios del absolvente (Arto. 339 C.T.) que se pretende realizar y el Juzgado fijará el plazo para absolverlo.
Es importante recalcar que por su especial naturaleza estas “medidas preparatorias”, “no abren” una instancia judicial, solo tienden a “comprobar situaciones de hecho” con miras a una demanda.

No está demás indicar que éste medio de prueba también se puede pedir durante el proceso, en cualquier estado de la causa antes de la sentencia y aunque el demandado se encuentre declarado rebelde. Esto es lo que nuestro Código del Trabajo llama Declaración de parte en Juicio.

Para fundamentar lo antes expresado, transcribimos algunas sentencias del Tribunal de Apelaciones, que ilustran sobre este medio de prueba:

JUICIO No. 239.- REINTEGRO Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO.-
TRIBUNAL DE APELACIONES DE MANAGUA, SALA LABORAL, Managua, nueve de Enero de mil novecientos noventa y ocho. Las once y cuarenta minutos de la mañana.

“...3.- Que la empresa no obtuvo la autorización previa al despido de parte de las autoridades del Ministerio del Trabajo, está comprobado con declaración de la misma empresa demandada en su escrito de contestación de la demanda, en donde dice: "... argumentando que fue despedida en base al Arto. 48 C.T., al respecto tengo que aclarar que la aplicación de dicha norma es exclusiva para las causales que en ella se definen taxativamente y en el caso de la señora GONZALEZ CHAVEZ, la norma aplicada fue otro artículo y siendo que el mismo no obliga que para su aplicación se debe someter previamente a algún procedimiento..."

SENTENCIA Nº 57/2000 PEDRO ESTEBAN OBANDO GOMEZ VRS.
JUICIO N° 261/99 EMPRESA KEPA
VOTO Nº 57/2000
TRIBUNAL DE APELACIONES. CIRCUNSCRIPCION MANAGUA, SALA DE LO LABORAL. Managua, cinco de Abril del dos mil. Las diez y veinte minutos de la mañana.

“...II.- Al respecto del agravio anterior y su fundamentación, nos encontramos con que el representante de KEPA, señor Marko Lehto, tanto en la contestación de la demanda como en su absolución de posiciones reconoce que efectivamente que desde hacía varios años se venía pagando a los trabajadores “incentivo por antigüedad...”.
Este medio de prueba entraña la obligación o carga procesal de comparecer al llamamiento judicial, con la consecuencia de que, al no comparecer, ni alegar justa causa, se le declara CONFESO o sea que se tendrán por fíctamente contestadas, o sea, tener como ciertas las respuestas a las preguntas del pliego de posiciones.
En la absolución de Posiciones, deben llenarse algunos requisitos tales como: Las preguntas deberán ser presentadas en sobre cerrado, previo a ser contestadas deben ser revisadas por el Judicial, para determinar su admisibilidad. En cuanto a la pertinencia o no de las posiciones se sujetará el judicial a los establecido en el Arto. 1205 del Código de Procedimiento Civil.
En cuanto a la declaración, una vez rendida la promesa de ley, la parte deberá responder de viva voz las preguntas que le hagan y en presencia de la parte contraria.
Igualmente se deberán observar las ritualidades que establece el Código de Procedimiento Civil para las Posiciones.

 4.1.6.- La inspección judicial;

Es una prueba real porque recae sobre cosas, y una prueba directa porque el Juez la aprecia directa e inmediatamente por sus sentidos, de manera que es la percepción sensorial la que forma en el ánimo del juez la convicción acerca de los hechos que se quieren probar.

Este medio de prueba se emplea cuando para el esclarecimiento y apreciación de los hechos sea necesario que el juez examine por sí mismo y sin intermediación algún sitio o la cosa litigiosa para formarse una idea exacta, cabal y perfecta del asunto, y quedar así totalmente instruido para dictar su fallo.


Procedimiento para la Inspección:

Como regla general esta prueba debe proponerse y evacuarse dentro de la estación probatoria, más sin embargo el Arto. 340 C.T. establece que: “El juez de oficio o a solicitud de parte, podrá ordenar inspección judicial en cualquier estado de la causa antes de la sentencia”.
Cuando la inspección judicial sea solicitado por cualquiera de las partes, éstas deberán señalar la materia u objeto sobre que deba recaer.
Podrán ser objeto de inspección judicial las personas, lugares, cosas, bienes y condiciones de trabajo.

Las partes y sus representantes tienen derecho a concurrir al acto, a hacer al juez las observaciones que consideren necesarias y hacerse acompañar de un práctico en la materia sobre la que versa la inspección, así lo establece el Arto. 341 C.T. que literalmente dice: “Podrán concurrir a la diligencia de inspección las partes, sus abogados, apoderados y cuando la autoridad lo considere conveniente los peritos y testigos.

En la inspección, las partes, sus abogados y apoderados podrán hacer las observaciones que estimen oportunas, las que se consignarán en el acta que debe levantarse y firmarse.

Esta práctica conlleva una obligación y una carga para cualquiera de las partes que se le solicite su cooperación para la realización de la misma, y establece una sanción por su incumplimiento, que consiste en tener como aceptados los hechos a que se refiera la prueba afirmados por la parte contraria (Arto. 342 C.T.).-

 4.1.7.- El dictamen de peritos;

Los peritos son personas con conocimientos especializados de carácter práctico, artístico o científico, que son llamados al proceso para aportar los conocimientos y experiencia que el juez no tiene y no está obligado a tener, y para facilitar la percepción y la apreciación de hechos concretos objeto de debate.

En cuanto a la forma de llevar a la práctica este medio de prueba de forma general es a solicitud de parte, pero también podrá decretarlo el Juez cuanto así lo estime necesario, según las voces del Arto. 343 C.T. que señala:
“La parte interesada por este medio de prueba propondrá con claridad y precisión el objeto sobre el cual deba recaer el reconocimiento pericial. La autoridad laboral resolverá, señalando fecha y hora para efectuarla y nombrando los peritos de acuerdo con el Código de Procedimiento Civil. La autoridad laboral podrá también ordenar un dictamen pericial, si lo considerase necesario.

Los jueces y los Tribunales apreciarán la prueba pericial según las reglas de la sana crítica, sin estar obligados a sujetarse al dictamen de los peritos.

Todo lo relacionado al nombramiento, promesa de ley y aceptación del cargo, recusación y dictamen de los peritos en materia laboral, se regirá por lo establecido en el Arto. 1263 y s.s. del Código de Procedimiento Civil.

 4.1.8.- Los medios científicos y tecnológicos de prueba;

Este medio de prueba constituye una novedad al ser incluido en el Código del Trabajo, porque permite ajustar el Derecho del Trabajo al avance tecnológico y científico técnico del desarrollo social, garantizando de esta forma la utilización de estos medios para probar las pretensiones y las defensas de las partes en conflicto. Al no establecer el Código un procedimiento específico para su recepción, deberá practicarlas siguiendo los requisitos generales para los otros medios de prueba, en cuanto a su proposición, admisibilidad, evacuación, impugnación, valoración y los términos para ello.
Es evidente que tanto para producir esta prueba, como para hacer una valoración correcta de la misma el judicial en muchos casos requerirá del nombramiento de peritos que emitan su dictamen y para valorarlos el judicial de acuerdo a la sana crítica.

El Arto. 344 C.T. establece de forma enunciativa estos medios al decir: “Son medios científicos y tecnológicos de prueba, entre otros: radioscopías, análisis hematológicos, bacteriológicos y sus copias, cintas cinematográficas, registros dactiloscópicos y fonográficos, versiones taquigráficas traducidas siempre que se exprese el sistema empleado, y cualquier otro avance tecnológico, si se han cumplido las disposiciones legales respectivas.

 4.1.9.- Las presunciones.

Nuestro Código Laboral en el Arto. 345 C.T. dice: “Presunción es la consecuencia que la ley o el juzgador deduce de un hecho conocido para averiguar la verdad de otro desconocido. La primera se llama legal y la segunda humana.

La presunción legal, salvo que la ley lo permita, no admite prueba en contrario, la presunción humana admite siempre prueba en contrario.

Esto significa que mediante una operación de razonamiento deductivo, con base a un hecho probado (conocido) se da por probado un hecho desconocido.

Esto supone la presencia de tres elementos:

a) Un hecho cierto y probado que sirve de antecedente;
b) Un hecho presumido que es consecuencia de aquel;
c) Un razonamiento lógico que sirve de nexo entre el hecho conocido y el hecho presumido.

Nuestra Legislación Procesal Civil y Laboral, la clasifica en presunciones que pueden ser legales o humanas.

Las presunciones legales se subdividen en presunciones de derecho y presunciones simplemente legales.

Las presunciones humanas solo son admisibles para probar aquellos hechos o actos que puedan probarse por testigos. En los casos en que se exija prueba documental no se admitirán las presunciones humanas.

El que tuviere a su favor una presunción legal, sólo estará obligado a probar el hecho en que se funda la presunción”.

No existe una disposición que señale el procedimiento para llevar al proceso las presunciones, por lo que es suficiente probar el hecho en que se fundan y además invocar la aplicación de ellas al caso.

Según algunos Doctrinario, Presunciones la definen como “el razonamiento lógico crítico que a partir de uno o más he¬chos indicadores lleva al juez a la certeza del hecho investigado”. la Ley Federal de Trabajo de México dice que “Presunción es la consecuencia que la ley o el juez deducen de un hecho conocido para averiguar la verdad de otro desconocido”

No existe unanimidad en la doctrina para considerar a la presunción como un elemento probatorio. Autores corno Devis Echandía, sostienen que las presunciones son reglas jurídicas sustanciales para la aplicación del derecho objetivo a ciertos casos concretos. cuyos efectos sustanciales se producen fuera del proceso y son reconocidos en éste, donde además in¬fluyen en la carga de la prueba

En cuanto a las clases de presunciones, la doctrina, distingue la deno¬minada jurís et de jure, es decir, de pleno y absoluto derecho, y como tal, no admiten prueba en contrario. En cambio, las presuncionés juris tantum, aceptan la prueba. en contrario. A estas presunciones también se les denomina absolutas y relativas, respectivamente.

El Código Laboral contempla algunas presunciones legales de carácter relativo. señala que se presumen ciertos los datos remunerativos y de servicios que contenga la demanda, cuando el demandado:

1. No exhiba, a petición del demandante los documentos exigidos en el Arto 334CT, es decir los libros de planillas o libros de salarios o de contabilidad o comprobante relativo al objeto del juicio

2. No cumpla con lo señalado en el Arto 342 CT, es decir si hay negativa por parte del demandado en colaborar materialmente en la realización de la inspección judicial.
3. No haya registrado en planilla ni otorgado boletas de pago al traba¬jador que acredita su relación laboral.

Sobre estas presunciones. es necesario precisar que las mismas fun¬cionan sólo cuando el empleador es el demandado, más no cuando el tra¬bajador tenga esa calidad. Finalmente, hay que señalar que estas presunciones tienen su fundamento en la consideración de que la carga de la prueba, en términos generales, corresponde al empleador

II.- PROCEDIMIENTO PROBATORIO:

Son todas las actividades a través de las cuáles se cumple la actividad probatoria, que va desde la proposición , intercambio, recepción y valoración de la prueba.
Con la contestación de la demanda (si no se ha producido el allanamiento, o acuerdo total en el trámite de conciliación) quedan fijados los términos de la litis: el actor a planteado los hechos en que funda sus pretensiones y el demandado ha expresado los hechos en que funda sus excepciones y defensas.

En la fase siguiente del proceso, las partes dedicarán su actividad procesal a convencer al Juez de la veracidad de los hechos alegados en sus escritos de demanda y contestación, con el fin de obtener una sentencia favorable a sus pretensiones o excepciones.

En nuestra legislación Laboral, encontramos un conjunto de normas que regulan el Procedimiento probatorio en los juicios laborales, destacándose a partir del Arto. 326 y siguientes, C.T.: Los hechos sujetos a prueba; el término probatorio; los requisitos formales para producir prueba; y la clasificación y conceptualización de los medios de prueba validos para el juicio laboral.

3.3.- FASES DE LA ACTIVIDAD PROBATORIA:

Para producir la prueba en juicio, es necesario realizar una serie de actos que pueden ser divididos en cinco fases:

a.- Proposición de la prueba: Por aplicación de los principios procesales dispositivo y de rogación, en el proceso laboral nos ceñimos a lo establecido en el proceso civil para la prueba, ya que esta debe ser propuesta por la parte a la cual le interesa. La proposición se realiza mediante un escrito que debe contener, por lo menos, la designación precisa del medio de prueba que se quiere evacuar y la finalidad de la prueba que se propone. Además, debe cumplirse con los requisitos particulares del medio de prueba de que se trate.

Aunque la proposición se hace dentro del período probatorio, la determinación de los hechos esenciales que deben probarse y la selección de los medios idóneos para lograr la prueba de la pretensión alegada, es una actividad que el litigante realiza previo a la interposición de la demanda, al fijar la estrategia general del juicio.

b.- Admisión de la Prueba: Esta es una actividad propia del juez, quien debe determinar si la prueba propuesta por la parte es admisible o no. Para ello toma en cuenta dos elementos: la pertinencia de la prueba propuesta (asunto al que nos referimos arriba) y la admisibilidad de la prueba propuesta, en el proceso laboral son admisibles los medios de prueba que señala el Arto. 331 C.T.

Si el juez determina que el medio de prueba propuesto es pertinente y admisible, entonces provee la prueba, es decir, dicta un auto admitiendo la prueba y ordenando su recepción con citación a la parte contraria. De ser necesario, señalará el lugar, hora y fecha en que la prueba debe practicarse, así como cualquier otra circunstancia que sea necesaria para llevarla a cabo.

c.- Evacuación o rendición de la prueba: En esta fase participan el juez y las partes. Consiste en la práctica de la prueba según las reglas que para el caso establezca el Código del Trabajo o en su defecto el Código de Procedimiento Civil.
d.- Impugnación de la Prueba: Esta fase puede o no estar presente en la actividad probatoria, pues si la prueba es rendida cumpliendo todos los requisitos establecidos para ello, no habrá lugar a impugnación.

Lo que se impugna en esta fase no es la valoración que el Juez haga de la prueba, sino la falta de cumplimiento de los requisitos formales establecidos para practicar la prueba.

e.- Valoración de la Prueba: Esta fase en la producción de la prueba la estaremos desarrollando oportunamente en la sección correspondiente.

VI.-VALORACIÓN LEGAL DE LA PRUEBA.-

La valoración de la prueba corresponde en exclusiva al juez. Consiste en la actividad que realiza el juez para determinar la efectividad de la actividad probatoria de las partes, es decir, determinar si realmente los medios propuestos y rendidos por las partes fueron idóneos y realmente llevaron a la convicción de ser ciertos los hechos alegados.

La reflexión que realiza el juzgador de la prueba aportada en el proceso está
íntimamente relacionada a una serie de enunciados básicos que comprenden o contempla un conjunto definido de situaciones y que resultan mas generales que las normas, ya que precisamente sirven para inspirarlas y entenderlas o interponerlas.

Estos enunciados denominados principios tienen una conexión armónica con la valoración que hace el juez en virtud de las pruebas aportadas en el proceso, permitiendo así que el derecho laboral tenga unidad y cohesión interna

Uno de estos principios fundamentales del Derecho Laboral es el "Principio protector", que establece que dadas las circunstancias jurídicas y socio-económicas propias de la relación laboral, tienden a proteger a los trabajadores, a impedir que estos sean víctimas de abuso atentatorio contra la buena fe, la que presupone que el empleador debe de cumplir cabalmente con sus obligaciones y no regirse por la arbitrariedad, ya que esta redundaría en detrimento o daño de los derechos adquiridos de los trabajadores, lo que propiciaría situaciones de fraude simulación y mentira en violación a la Ley Laboral, con perjuicio de los trabajadores y de la organización social en general.

Este principio a su vez se puede aplicar tanto para la interpretación de una norma jurídica, como para la apreciación de la prueba, no supliendo omisiones, pero sí para apreciar apropiadamente el conjunto de los elementos probatorios a la luz de las diversas circunstancias del caso, preservando la verdad sobre cualquier intento de apartarse de ella.

Para su utilización este principio se aplica por medio de varias reglas. Una de esta es la regla "in dubbio pro operario". Otra de estas reglas, es la de "razonabilidad", que presupone que el hombre común actúa normalmente conforme a la razón y encuadrado en ciertos patrones de conducta que son los que habitualmente se eligen por ser los mas lógicos y así también en sus relaciones laborales el ser humano procede y debe proceder conforme la razón. Esta regla suele ir acompañada a la regla anterior de "in dubbio pro operario" y sirve para medir la verosimilitud de determinada explicación o solución, pudiendo emplearse como criterio distintivo para distinguir la realidad de la simulación o la mentira.

Otro importante principio propio del Derecho Laboral e s el "Principio de Estabilidad Laboral", recogido en nuestra legislación en el Arto. XII Titulo Preliminar Arto. 45 C.T.; es el que establece la regla general de que los empleadores no pueden proceder por que si a licenciar o a despedir a un trabajador y si lo hacen incurren en el pago de la indemnización correspondiente. La excepción a este principio esta recogida en nuestra Legislación positiva en el Arto. 46 y 48 C.T., que estipulan que si se puede proceder al despido sin pago de indemnización, cuando se da la existencia de motivos válidos e idóneos que lo justifiquen. En consecuencia de este principio, el empleador esta grabado de la carga de la prueba de la existencia de la causa que justifica el despido. Debe de demostrar la "verdad", el "fundamento" y la "idoneidad" de los motivos aducidos.

En el proceso laboral Nicaragüense el método de valoración de la prueba que se utiliza es por el sistema de Valoración Libre, que no es otra cosa que la apreciación que el juzgador hace de la prueba, en conciencia, a la luz de la sana crítica, sin sujetarse a la graduación de las pruebas llevadas al proceso, como se hace en el derecho común. Es decir que no está sujeto a la rigidez que establece el Código de Procedimiento Civil para la valoración legal de la prueba, tal como debe ser en lo laboral, en el que no existe ninguna “madre de la pruebas”, como lo ha llamado la Sala Laboral del Tribunal de Apelaciones de Managua en algunas sentencias.

El Tribunal de Apelaciones de Managua ha dejado sentado este criterio en varias sentencias de las cuales citamos las siguiente:

SENTENCIA No. 79.-
EXP. # 70./Año 1997.-
PAGO.- JOSÉ ARIEL SALINAS TALAVERA.- VS. JULIO JOSÉ GARCÍA.-

“Por otra parte, la valoración de la prueba concreta el último paso del Juicio lógico que realiza el Juez en su sentencia y es la conclusión positiva o negativa sobra la existencia de los hechos que se alegan en el proceso.- El Juez tiene que examinar si la consecuencia jurídica que se pide coincide con la consecuencia jurídica que se deriva de la norma jurídica invocada, para llegar a concluir acerca de si los hechos invocados por la parte se han producido o no en la realidad; y si no han ocurrido, el efecto jurídico de la norma no puede ser aplicado a un caso concreto inexistente, obteniendo una verdad formal u operativa, es decir, la certidumbre o verosimilitud de los hechos...”.-

SENTENCIA N° 3097 IVAN ORTIZ GUERRERO
JUICIO N° 174/95
VOTO N° CAMARA NACIONAL DE LA MEDIANA Y PEQUEÑA INDUSTRIA (CONAPI).
TRIBUNAL DE APELACIONES DE MANAGUA, SALA LABORAL. Managua, veinticuatro de Mayo de mil novecientos noventa y nueve. Las dos y treinta minutos de la tarde.-

“Al respecto esta Sala considera que el Juez A-quo hizo una valoración en conjunto de las pruebas rendidas por ambas partes, sin sujetarse al rigorismo del proceso civil, tal como debe ser en lo laboral, en el que no existe ninguna “madre de la pruebas”, sino que del conjunto de todas ellas el Juzgador llega a establecer la verdad material para poder emitir una resolución apegada a la justicia y equidad, fundamento del Derecho Laboral. Siendo que la sentencia apelada reúne esos requisitos, no cabe mas a esta Sala que confirmarla en todas sus partes y declarar sin lugar el recurso de apelación”.

SENTENCIA N° 4072 OSCAR JIRON ICAZA VRS. CRISTINA MORALES LUMBI
JUICIO N° 105/99
VOTO N° 4072
TRIBUNAL DE APELACIONES, CIRCUNSCRIPCION MANAGUA, SALA LABORAL. Managua, dieciséis de Septiembre de mil novecientos noventa y nueve. Las diez y veinticinco minutos de la mañana.

“SE CONSIDERA: I.- La sentencia fue dictada de la apreciación de la prueba en conjunto tanto testifical, documental y otras que el procedimiento laboral permiten haciendo la A-quo énfasis en su propia e inmediata apreciación, mediante la prueba de Inspección que alude en su hecho probado tres, por encima de la prueba pericial, que si bien es orientadora técnicamente, no le obliga a su sujeción para sentenciar, máxime que a folio 105 de los autos que se examinan se advierte que el perito Doctor ROBERTO LOPEZ GOMEZ, no fue promesado en el acto de emitir su dictamen al tenor del Arto. 1270 Pr...”

SENTENCIA Nº 5037 JEANETTE ASUNCION MARTINEZ ROSTRAN Y
JUICIO Nº 67/99 OTRAS VRS. SALA DE BELLEZA THE BEST HAIR
VOTO Nº 5037 ESTUDIO
TRIBUNAL DE APELACIONES, CIRCUNSCRIPCION MANAGUA, SALA DE LO LABORAL. Managua, veintitrés de Diciembre de mil novecientos noventa y nueve. Las nueve y diez minutos de la mañana.

”...Como vemos, de lo anterior, el apelante en su escrito de expresión de agravios no toma en cuenta que en materia laboral el judicial emite su resolución a partir de una valoración de las pruebas en su conjunto, sobre las que forma su convicción, sin estar obligado a sujetarse al sistema de la prueba legal o tasada propia del derecho común.

CRITERIOS PARA VALORAR LA PRUEBA:

Para valorar la prueba se tiene en consideración los siguientes criterios:

a ) Prueba Legal o Tasada.
b) Intima convicción
c) Sana critica:

VI.- CONCLUSIÓN:

La prueba como tal, es una de los eslabones importes de la cadena procesal, y como hemos visto permite al judicial establecer la certeza de los hechos que han dado origen a la pretensión material o la contestación o defensa del demandado.

Los medios de Prueba de manera general son iguales en los distintos procesos como son el Procesal Civil, el laboral, el Código Civil, en cuanto a su clasificación y la forma de proponerlos, admitirlos, evacuarlos e impugnarlos, no así en cuanto a valorarlos, ya que en el proceso Laboral, las pruebas aportadas al proceso son valoradas por la autoridad jurisdiccional, sin sujetarse a la prueba tasada, sino que se utiliza una valoración libre en la cual el judicial utiliza su apreciación razonada, valorando las pruebas a la luz de la sana critica.

De igual forma encontramos que en su mayoría los medios de prueba utilizados en el proceso laboral, carecen de procedimientos propios para llevarlos a la práctica, ya que están regidos por el Código de Procedimiento Civil, para efectos de la proposición, admisión, su evacuación e impugnación, tal es el caso de la Absolución de Posiciones, La declaración de parte, la prueba pericial, la Inspección judicial, la testifical, etc., con la variante en lo relacionado con la prueba documental, ya que el proceso laboral admite como medio de prueba una serie de elementos, que el Procedimiento Civil, no lo contempla, al igual que los medios tecnológicos admitidos por el Proceso Laboral, como medios de Prueba.

De manera general ha sido muy enriquecedor el haber profundizado de forma particular en el estudio de la Prueba, especialmente en el estudio de cada uno de los medios de prueba válidos para el proceso laboral en Nicaragua.
LA PRUEBA EN EL PROCESO LABORAL

Tags: MATERIAL DE ESTUDIO

Publicado por ELMAGOAZ @ 1:25 AM  | DERECHO LABORAL
Comentarios (8)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Miércoles, 12 de agosto de 2009 | 5:19 AM
ME PARECE UNA INFORMACIÓN BASTANTE COMPLETA PERO CON ALGUNAS LAGUNAS QUE NO PUEDEN ACLARAR NUESTRAS DUDAS YA QUE SE DEBERÍA AMPLIAR MAS LO QUE SON LOS PRINCIPIOS BÁSICOS EN EL PROCESO CIVIL...RollEyesRollEyesChicaAvergonzadoNocheVacilandoNavidadSonrisa GiganteLlorandodesquiciadoGuiñoSonrisaSonrisaMuchas risasEnfurruñadoFumadorGRACIAS..Y MUY BUEN TRABAJO Y A SEGUIR ADELANTE...
Publicado por Invitado
Viernes, 16 de abril de 2010 | 8:45 PM
me parce un excfelente comentario fundamentalmente en materia laboral,sin embargo,falta profundizar sobre el contenido de cada una de las pruebas aporatadas por el actor.- sobre documentos que se debe solicitar como medios probatorios,para probar la falta de pago de utilidades, horas extras y trabajo complemenmtario, y el mismo despido intempestivo, es decir falta profundizarse en la materia.en cuanto a las pruebas que se deben aportar al proceso.
Publicado por Invitado
Viernes, 23 de abril de 2010 | 5:18 AM
Granada, 22 de Abril del 2010.

Holla que tal amigos, buscaba informacion de prueba, y me agrada haberme encontrado esta, me siento satisfecho con lo que buscaba, es poco lo que puede añadiserle al trabajo la verdad esta bueno el contenido, gracias de nuevo.
Atte,
Leguleyo.(Guillermo)
Publicado por WEEA
Miércoles, 18 de agosto de 2010 | 5:00 AM

EXELENTE, LES AGRADEZCO Y FELICITO POR LA INFORMACIÓN. ME ES DE GRAN Y VALIOSA AYUDA. ME GUSTARÍA QUE LA AMPLIEN O COMO CONSULTA EXPONGO; COMO FUNDAMENTO SI UN JUEZ RECHAZA UNA PRUEBA REFERENCIAL, CUANDO DE UN DETERMINADO GRUPO DE TRABAJADORES REALIZAN UNA MISMA LABOR, PERO SOLO DOS TRABAJADORES PUEDEN DEMOSTRAR SUS HORAS DE TRABAJO CUYO CONTROL TIENEN SUS RESPECTIVO NOMBRES Y EL JUEZ A CRITERIO DE "LAS PRUEBAS NO SE REFIREN AL ACTOR" LAS RECHAZA, PESE INVOCARLE LA SANA CRÍTICA, QUE LAS PRUEBAS SE REFIEREN A LA DEMOSTRACIÓN DE LOS HECHOS Y EL CARACTER PROTECTOR DEL CÓDIGO DEL TRABAJO. ILISTREMEN CON DOCTRINA Y JURISPRUDENCIA. MUCHAS GRACIAS

AB. WELLINGTON ESPINOZA AMAGUAÑA - GUAYAQUIL - ECUADOR

Publicado por Invitado
Lunes, 15 de noviembre de 2010 | 1:02 PM

Del Material he adquirido buen conocimiento, esta bien concluida sin duda algunas...

siempre habra laguna, para eso es indispensable que el interesado sea dinamico

y concurra a otros materiales, otros medios en que por ellos tengan lo preciso.

Buen Trabajo....

Gustavo A.

Publicado por jose sanchez fdez
Miércoles, 06 de abril de 2011 | 7:38 AM

me paraece perfecto el estudio pero me gustaria bajarlo soy el lic jose sanchez fdez el derecho laboral es uno de mis favoritos

Publicado por Invitado
Domingo, 01 de mayo de 2011 | 4:07 PM

me pareció interesante debo decir que me detuve a leerlo detenidamente, aunque aun me quedaron dudas y de cierto modo puedo demostrar divergencia en la última parte cuando se refiere a los Criterios de Valoración, ya que los mencionados según la doctrina más relevante actúan como Sistemas más no como criterios si pudiera explicarlo mejor...

Publicado por leon grande
Martes, 31 de enero de 2012 | 6:55 PM

bueno para que excelente doctrina que hace enfasis a lo que se refiere a la prueba pero no habla sobre la apreciacion circunstanciados por alegatos que son meramente inverisimil en cuanto al rechazo del juez como ejecutor de pruebas.